Último momento
recent

Un grupo de papás viene trabajando para erradicar la violencia entre los jóvenes

Un hecho de violencia disparó una reflexión sobre lo que está pasando  durante la noche de Jesús María con nuestros jóvenes y adolescentes. El alcohol es la punta del iceberg.

Ana Lalicata, Carolina Brusco, Analía Oliva, Virginia Koritschoner, Ana Vélez, Victoria Sanz, Daniel Benedetto, Daniel Aguzín, Mario Curto, y Norberto Gallino son algunos de los padres que decidieron armar un grupo al que denominaron Redes por Adolescentes y Jóvenes Seguros. Se vienen reuniendo desde el 22 de mayo de este año con el propósito de trabajar para erradicar la violencia entre los adolescentes y jóvenes durante la noche.
Y entre muchas de las actividades que tienen previsto realizar, vienen acompañando los controles de alcoholemia que hace el municipio los sábados.
Hace varios meses, un episodio de violencia a la salida de un boliche tomó estado público. Esa noche, un joven fue salvajemente patoteado por muchos otros “iguales”. La agresión terminó en los estrados de la Fiscalía de Instrucción y los agresores fueron identificados y el proceso está a punto de cerrarse.
Pero el hecho motivó que un papá se pusiera a pensar respecto de qué estaba pasando en nuestra zona para que los jóvenes procedan tan violentamente y se le ocurrió que podría convocar a otros papás para pensar juntos y ver cómo se podía resolver ese problema. Incluso más: ver cómo se podía hacer para frenar esa violencia y cómo erradicarla de la noche.
Así nació Redes por Adolescentes y Jóvenes Seguros, una organización espontánea de padres preocupados por la escalada de violencia que se viene registrando en nuestra zona, durante la noche de los fines de semana. Huelga decir que aquel episodio que disparó todo no fue el primero ni tampoco el último.
“¿Tenemos chicos violentos porque sí? ¿Porque un día se les ocurrió levantarse violentos y pegarle a alguien? ¿o eso viene de otro lado? Y empezamos a ver todas las puertitas que llevan a la violencia”, comenzó reflexionando Ana Lalicata antes de que sus compañeros señalen al consumo excesivo de alcohol como uno de los responsables de que esa violencia se haga explícita.
Vale aclarar que Redes no es un grupo de padres que señala con el dedo y mira hacia otro lado buscando culpables. El primer mea culpa que hicieron fue señalar que esa violencia suele nacer en la propia casa.
“Lo más grave es que muchos padres lo ignoran o no lo quieren ver como un problema. Hay gente que sabe que ignora”, completó Daniel Benedetto sobre esa reflexión.
Virginia Koritschoner completó el cuadro: “A muchos padres les conviene no saber cómo vuelve el hijo, con quién viene, y en qué estado, a qué hora”.
Y añadió Norberto Gallino: “Muchos tienen temor a cortar con la relación que tienen con el hijo, aunque esté prendida con alfileres. Entonces, por no prohibir y por no preguntar, muchos padres deciden que no quieren saber”.
A sabiendas de que el “tema” de la “violencia” es tan grande, los papás reunidos en Redes decidieron empezar por lo básico: estudiar las ordenanzas que regulan la noche y los espectáculos públicos y acompañar los procedimientos que el estado municipal realiza durante los fines de semana, pero específicamente en los controles de alcoholemia.
Aunque no intervienen de ninguna manera durante los procedimientos que realizan los inspectores de la Guardia Urbana Municipal, pudieron detectar lo que ocurre durante la madrugada del domingo entre las 4.30 y las 6.30.
En primer lugar, la mayoría de los controles de alcoholemia dan positivo y se tienen que secuestrar vehículos. En segundo lugar, los “pescados” con alcohol en sangre reaccionan violentamente al control. Y en tercer lugar dan positivo controles también en personas mayores y en mujeres que manejan. Una suerte de perinola en la que “todos toman”.
“Hoy por hoy, nos estamos dedicando a ser veedores de que se haga lo que, supuestamente, se debería hacer. Nada más que eso. Estamos de alguna manera ejerciendo presión para que las ordenanzas que están se cumplan”, añadió Gallino.

Cómo contactarse con Redes
¿Quienes se pueden sumar a Redes? En principio, todos los padres que comparten la misma preocupación por la creciente violencia. ¿Cómo se hace para formar parte de Redes? Simplemente, se suman los martes a las 20 (bien puntual) a la reunión que tiene lugar en Diversia. ¿Se puede ir sólo a las reuniones o sólo a los controles? Sí. Hacen falta más papás para ambas actividades. Más información en redesppjs@hotmail.com.ar

Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

1 comentario:

  1. la violencia se encuentra instalada en la sociedad, mostrando mil fasetas, ha ganado un lugar en nuestras vidas, en nuestras costumbres, en nuestra cultura. Debemos recuperar espacios cedidos. Argentinos a las cosas!!!! padres a trabajar, a pensar, a reflexionar a coprender para poder luego actuar.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.