En foco
Pin It

Widgets

Alydro: Aluminio como reemplazo de la gasolina

Tal vez te interese

En la búsqueda de combustibles más limpios y métodos de transporte más amigables con el ambiente, tanto lo eléctrico como lo híbrido parece haber tomado una posición de privilegio en los medios y el mercado, pero se están explorando otras variantes, y algunas de ellas son muy llamativas.

Una de esas variantes es Alydro, desarrollada por la gente de Alchemy Research. Con la ayuda de aluminio y vapor de agua, la tecnología Alydro puede generar energía suficiente como para que un coche sea capaz de viajar más de 2,400 kilómetros con el equivalente a un tanque de 60 litros.
Reemplazar al petróleo y sus derivados. Lo han intentado durante años, pero  más allá de la disponibilidad y el enorme factor contaminante, siguen teniendo dos puntos a favor muy importantes: Son relativamente baratos (o al menos, lo son en comparación con otras fuentes de energía, y la demanda continúa incrementando el precio) y poseen una densidad energética notable, por lo que su relación entre costo y obtención de energía hacen que cosas como la gasolina y el diesel sigan teniendo un lugar de dominio en la economía. Sin embargo, existen otros elementos con una densidad de energía mayor, y uno de ellos es el aluminio. Con un valor cercano a los 84 megajulios por litro, el aluminio tiene una densidad casi dos veces y media superior a la de la gasolina. El truco está en aprovecharla de forma eficiente, segura y barata, y la clave estaría en la llamada “tecnología Alydro”, que está siendo desarrollada por la empresa israelí Alchemy Research.
Para explicar a Alydro, nada mejor que un poco (y sólo un poco) de química: Tenemos aluminio y agua. El aluminio es derretido, y se le inyecta agua en forma de vapor, a una temperatura de 900 grados Celsius. El resultado de la reacción se divide en calor (ya que es exotérmica), hidrógeno, y desperdicio en forma de óxido de aluminio, que dicho sea de paso es completamente reciclable, lo cual permite repetir el proceso. De acuerdo al sitio oficial, un kilogramo de aluminio reacciona con un litro de agua generando cerca de 112 gramos de hidrógeno (50.6 por ciento de la energía obtenida, mientras que el resto es calor). El agua tampoco se pierde, ya que puede ser recuperada utilizando un condensador con una eficiencia del 65 por ciento.
La teoría detrás de Alydro es más que interesante, pero es su rendimiento el que realmente llama la atención. Un coche con el equivalente a un tanque de 60 litros de aluminio contaría con una autonomía que supera los 2,400 kilómetros, cómodamente por encima de los coches más eficientes basados en gasolina convencional. También es necesario mencionar las propiedades del aluminio, ya que no es tóxico, no es contaminante, y puede ser depositado por largo tiempo sin riesgo alguno. Aún así, hay algunos detalles que Alydro debe resolver. Por un lado, la reacción genera hidrógeno, y eso requiere de ciertos cuidados a la hora de almacenarlo en celdas. También incrementaría el peso del coche, algo que ya es un problema entre vehículos eléctricos. Finalmente, Alydro es un poco más caro que la gasolina, y si el uso del aluminio se incrementa, lo mismo pasará con el precio del metal, eso sin olvidar que obtener aluminio no es sencillo (la relación entre la bauxita requerida y el aluminio creado es de cuatro a uno). Alydro se reduce, como en otros tantos casos, a una cuestión de costos. Si los números bajan a niveles adecuados, y hay aluminio suficiente, su uso como combustible debería ser cuestión de tiempo.
Fuente:  CAFE Foundation


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com