En foco
Pin It

Widgets

Subsidios a Centros Vecinales generaron una polémica con las autoridades caroyenses

Tal vez te interese

El Centro Vecinal de Tronco Pozo alertó sobre prácticas cuestionables por parte del municipio que aprovecha la figura de los centros vecinales para contratar servicios “casi” laborales.

Tres vecinas de Tronco Pozo, en Colonia Caroya, citaron a los medios de comunicación locales el pasado lunes para dejar de manifiesto su disconformidad por una práctica que viene llevando a cabo el municipio y que consiste en la utilización de algunos centros vecinales como intermediarios para la contratación de personas que desempeñan algunas funciones específicas por algunas horas.
Para hacer honor a la verdad, no se trata de empleados municipales, pero sí de personas que prestan algún tipo de servicio y que perciben una remuneración por ello y la reciben en nombre de los centros vecinales los que, a su vez, reciben un subsidio del municipio. Algo así como un pasamanos porque el dinero no ingresa a la contabilidad del Centro Vecinal sino que pasa directamente al beneficiario.
El descubrimiento de esta situación fue por casualidad cuando una de las vecinas descubrió que en el Boletín Oficial Municipal se habían publicado dos decretos en los que constaba la entrega de los subsidios, el 412/11 y el 015/12.
Al formular la consulta respectiva a la secretaria de Hacienda, Beatriz Coseani, se recibió como respuesta que ese dinero se utilizaba para pagar una auxiliar de la guardería que funciona sobre calle 142, entre calles 22 y 26, en el límite Oeste de Tronco Pozo.
El mayor motivo de enojo de las vecinas -Patricia Batalla, Tere Pemán, y Gabriela Carnero- tiene que ver con que -aseguran- nadie les notificó sobre esta práctica, no medió por parte del Centro Vecinal ni una nota de solicitud ni un pedido verbal sobre esos subsidios, y que los recibos de los beneficiarios están firmados a nombre del Centro Vecinal.
Situaciones semejantes se habrían dado en otros centros vecinales como Los Álamos, Puesto Viejo, Malabrigo, Cristo Rey y Juan Pablo II, según un relevamiento de los decretos que hicieron las vecinas de Tronco Pozo sobre apenas cinco meses.
La bronca, si se quiere, tiene que ver con que la partida para Centro Vecinales según el presupuesto para 2012 será de 56 mil pesos y no se están usando como algunos centros vecinales querrían.

Aquí no hay desvío de fondos
Consultado sobre las acusaciones, el municipio reconoció la situación, pero también la justificó. El propio intendente Luis Grión fue el encargado de salir a aclarar qué pasó: “Hemos ido mejorando la cuestión. En la anterior gestión, estas personas eran colaboradores que era una situación aun más irregular. Lo que intentamos es a través de subsidios a Centros Vecinales poder darles una ayuda a personas que cumplen muy pocas horas. Incluso en algunos casos se trató de pedidos que hicieron los propios centros vecinales con gente que concurría a trabajar gratuitamente. Puede ser que no sea lo ideal pero por lo menos intentamos darle alguna forma legal. No obstante eso y ante el pedido formal de Tronco Pozo vamos a trabajar en cambiar el sistema”.
“Acá -aclaró Grión- no hay desvío de fondos, no hay nada. Sino simplemente darle alguna colaboración a gente que va a cumplir una actividad para el centro vecinal y para algo que el mismo centro vecinal pidió”.
El intendente negó que ese mecanismo de pago a los colaboradores haya sido desconocido por los centros vecinales e, incluso, señaló que la guardería para Tronco Pozo fue una solicitud de los vecinos del sector.
“De cualquier manera noso-tros no tenemos nada que ocultar. Si el centro de Tronco Pozo no lo quiere hacer de esta manera lo haremos de otra. Queremos seguir prestándole un servicio a la comunidad de Tronco Pozo y no sólo al centro vecinal. De cualquier manera no creo que se trate de una relación laboral ni reune las características de relación laboral”, concluyó.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com