Último momento
recent

Docentes locales marcharon por la dignidad

Sin agravios, unos 80 docentes de nuestra zona aprovecharon el paro del pasado martes para abogar por la defensa de la profesión docente.

“Pensé que era propicio generar un espacio para que juntos reflexionemos, nos aliemos, nos fortifiquemos, y podamos reivindicar nuestro rol docente”, señaló la directora del IPEM 272 Mabel Olivera cuando la caravana de docentes frenó frente a la plazoleta que tiene el busto del General San Martín en Jesús María.
Hasta allí, habían llegado unos 80 docentes caminando por la calle Córdoba, golpeando algunas cacerolas, y portando pancartas con las leyendas “reivindicando el rol docente” y “respeto y dignidad para docentes”. Daba la impresión de que había sido una marcha espontánea, hecha circular de boca en boca o con mensajes de texto. Los carteles hechos en cartulina o en papel madera y pintados con fibrones eran una señal de ese repentismo.
Además de ser una concentración por el salario docente -que no se puede discutir ni en enero ni en febrero porque no están ni las autoridades del Ministerio de Educación para hacerlo- se parecía a una suerte de marcha del orgullo docente, herido tras las apreciaciones que tuvo la presidenta Cristina Fernández para con ellos durante la apertura del período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación.
Pero la respuesta de los docentes locales, lejos estuvo de la furia, del agravio, del insulto, y de toda otra manifestación fuera de lugar. Mientras la profesora Olivera pronunciaba palabras a través de un megáfono, otras colegas tenían los ojos al borde de las lágrimas. Lo que estaba herido era el orgullo de haber elegido la profesión de enseñar.
“Siempre nos toca educar en tiempos difíciles. Nuestra tarea es ardua por los cambios que generalmente tenemos que sobrellevar para satisfacer las demandas de nuestras autoridades del Ministerio, las demandas de las familias de nuestros alumnos, y para satisfacer las demandas de nuestros alumnos en particular”, señaló Olivera antes de añadir: “Hemos ejercido tantas funciones que han ido más allá de nuestro rol específico. Eso ha significado un desgaste y año tras año cuando hablo a mis docentes les inculco el entusiasmo y la alegría como para renovar fuerzas porque sé que es difícil, es arduo, y no tenemos el reconocimiento y el respaldo de todos aquellos que necesitamos”.
El próximo párrafo estuvo destinado a la presidenta: Si ella tiene ese concepto de nosotros, qué podemos esperar del resto de la sociedad argentina. Por eso creo que es bueno que estemos unidos, que tomemos conciencia de que somos trabajadores de la Educación, que debemos unirnos, salir a la calle, manifestar porque eso produce impacto. Eso hace que la sociedad nos vea. Es mucho más cómodo quedarnos en casa. El día a lo mejor no contribuyó tanto (por la nubosa mañana del martes) pero éste es el punto inicial, el punto de partida para otro encuentro entre todos los docentes”.
“Educar -agregó Olivera- es hacer la palabra, aprender a convivir, retrotraernos al pasado para vivir el presente y preparanos para el futuro, ejercer la libertad en forma responsable. Miren cuántas cosas maravillosas es educar. Por eso, si noso-tros no nos ponemos firmes estos embates pueden hacernos daño y es lo que debemos tratar de impedir. Nuestras autoridades hablan muchas veces de educación pero cómo hay que hablar de ella: estableciendo un presupuesto acorde a las necesidades para impartir una educación de calidad”.
Los aplausos coronaron ese tramo del discurso. Poco después, el delegado regional de la UEPC, profesor Ricardo Strasorier ilustró a los presentes sobre la negociación que lleva adelante CTERA con el gobierno nacional y el porqué de la negativa gremial de aceptar la propuesta ofrecida por el gobierno nacional.
Allí, se mencionó que el gobierno nacional fijo un salario mínimo de 2800 pesos mensuales, pero en Córdoba la discursión está unos 300 pesos por encima de lo que se proponen en al menos ocho provincias argentinas. La marcha concluyópor el centro de la ciudad.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.