Último momento
recent

Con niños actores locales se viene filmando “Limbo”: una película sobre vampiros

 Iván Noel está filmando su quinto largometraje en locaciones de nuestra zona y con un elenco compuesto por 45 niños de Jesús María y Colonia Caroya. Limbo es una comedia negra cuyos protagonistas son ¡vampiros!

Nació en Beirut. Su madre es australiana y su padre francés. Habla cuatro idiomas. Vivió en 12 países (vivió de vivir no de visitar). Es músico formado en institutos prestigiosos. Una publicidad sobre el Camino de las Estancias lo trajo a Santa Catalina y se imaginó allí la locación para una de sus películas. Es un cineasta que llegó al séptimo arte de casualidad, buscando dónde poner la música que él mismo compone. Dicen los que lo conocen que tiene un no sé qué para el cine. Una suerte de don que le permite transformar a un pésimo actor en un actor decente. Su forma de explicar lo que quiere lo ha llevado a ese sitio. No gana dinero haciendo películas. De su primer película se vendieron 20 mil copias y fue descargada en internet 200 mil veces. Ha logrado convencer a unos inversores para que inviertan pequeños montos en cada uno de sus filmes. Y ahora va por su quinto largometraje que lleva por nombre Limbo y se está filmando en nuestra zona con 45 niños locales que son, en el argumento de la película, una suerte de colonia de vampiritos.
Ivan Noel, de 43 años, es la persona que carga con todo el bagaje mencionado anteriormente y compartir una mañana de café con él resulta de lo más placentero. Hace ocho meses que está viviendo en Jesús María y dice haberse adaptado muy bien a la hospitalidad de nuestra gente.
Noel se refiere al porqué de haber convocado a niños para este largometraje que cuenta con el protagónico de Ana María Giunta: “Mis películas tratan sobre diversos temas relacionados con la niñez o con la adolescencia, ya sean temas serios o ligeros. Primaria, por ejemplo, trataba sobre la locura creativa de los niños que tienen 7 u 8 años. Y Vuelve sobre cómo reacciona un chico a la pérdida de su madre”.
Respecto de la elección del apartado “vampiros” para Limbo, Noel apunta: “Cuando te muerde un vampiro no puedes cambiar físicamente. ¿Cómo sería un niño que quede dentro del mismo cuerpo durante 40 o 50 años. Ésa es la base del guión. Pensar que se pueden hacer cosas divertidas con el tema”.
Un dato curioso: para el 6 de abril necesita juntar cerca de dos mil niños en el Instituto Nuestra Señora del Rosario del Milagro para filmar una de las escenas claves del filme y de ese rodaje pueden participar todos los niños que quieran con la única condición de que vayan vestidos de blanco.
Si el propósito se lograra, juntar dos mil niños en una toma, el filme entraría en el libro Guiness de los récords, aunque no sea el propósito en sí de la película.
La intención es que Limbo pueda ingresar en el mercado norteamericano de filmes, un mercado que demanda y consume permanentemente películas. Eso permitiría recuperar parte del dinero invertido en este largometraje. Pero hasta que eso ocurra, nuestros niños actores la vienen pasando bomba haciendo de vampiros.

Un proyecto ambicioso
Una matrona loca y católica es el personaje que compone en Limbo Ana María Giunta. Es la única actriz con trayectoria dentro del filme, además de algunos actores cordobeses.
Y Giunta es una suerte de tutora de 45 niños actores que son de nuestra zona. Pasaron un casting al que se presentaron 300 niños de los 10 mil niños que van a las escuelas de Caroya y Jesús María.
Pero en ese lote, hay personajes muy destacables como señala el director Ivan Noel respecto de Lauro Verón, uno de los “vampiritos” protagonistas.
“Son muy tranquilos, muy simpáticos, están siempre contentos, hicieron grupos entre ellos e hicieron varias páginas de internet en las que se encuentran. Fue un éxito social total”, señaló Noel sobre los niños elegidos para la película.
Pero también ha movilizado a los padres que se involucran con el proyecto, aportan ideas sobre cómo solventar el transporte, la comida durante la filmación.
La filmación en sí no llevará demasiado tiempo, pero sí la parte en la que se realizan los efectos especiales, durante la posproducción del filme. A fines de marzo y principios de abril habrá unos ocho días más de filmación. Noel espera que la primera versión de la película pueda estar lista para el próximo invierno.
La intención es que el filme pueda llegar al mercado americano aunque se trate de un filme en español. En ese gigante, Limbo espera encontrar un lugar ya que son cientos los canales que distribuyen los operadores de televisión por cable y son cientos los distribuidores de DVD´s, Blue rays, y otros formatos que llegan a los videoclubes.
Aunque la mayoría del elenco es argentino, la película no puede contar con el apoyo del INCAA porque su director es extranjero. Contradicciones que cuestan entender.
Noel está viviendo desde hace ocho meses en Jesús María y ese intercambio con el vecindario le permitió establecer vínculos y aprender sobre cómo es la gente por acá: “En Buenos Aires es muy difícil hacer cine independiente, pero aquí la gente te abre las puertas y te ayuda en todo. Es un ambiente muy familiar que nos ayuda mucho. Por ejemplo, no estamos poniendo un solo peso en las locaciones que utilizamos: La Torre de los Céspedes, El Cortijo de la familia Naum, La Casa del Encuentro de los padres pasionistas”.
“Si logramos que la película tenga repercusión, será muy bueno para Argentina y para la región porque la gente dice: ¡mirá qué lugar más interesante! que es lo que pasó con la primera película mía que se filmó en un lugar remoto de España”, agregó Noel.
Pero además de la gente, hubo apoyo de las autoridades locales para que la filmación se facilite. Claro que no todas las áreas de las Municipalidades fueron igual de receptivas al proyecto, pero los máximos responsables han demostrado interés en que hagan la experiencia los 45 niños y los 30 adultos que trabajan en la película y que son vecinos nuestros.
Noel puede llevar adelante este proyecto nómade porque no tiene pareja ni hijos. Puede resolver cuánto tiempo quedarse a vivir en cada lugar que quiera sin tener que negociar la estadía ni su duración con nadie. El hecho de que hable cuatro idiomas le facilita todo. De hecho, habla el español con bastante corrección aunque con la forma de acentuar propia de Francia.
La inversión en el filme oscilará los 200 mil pesos y no hay certeza sobre la posibilidad de recuperar lo invertido: “No sólo no gano sino que pierdo plata, pero las películas son como comprar un cupón de la lotería porque nadie sabe si alguna película va a ser un éxito. Nadie sabe por qué una película funciona. Por suerte, tengo inversores que confían en mi talento en mi potencial y saben que si la película funciona pueden ganar cientos y cientos de dólares”, concluyó Noel.
Lo que se dice un loco lindo con ganas de movilizar a una comunidad detrás del cine.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

2 comentarios:

  1. bueno y porque no se puede ver la peli no hay rastro de ella porfa se ve que es una buena pelicula pero jmmmmm donde esta porque si es como la de ellos volvieron sera bomba ,,, a y felicitaciones ellos volvieron fue excelente yp me encargue que mas de uno la viera :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay rastro de ella, la encontrás ("ilegalmente" en páginas que suben películas) con el nombre de "children of the night" en la página solarmovie

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.