En foco
Pin It

Widgets

Carta a mi presidente. ¿Hasta cuando vamos a tolerar agravios generalizados?

Tal vez te interese

“Yo no digo que sea la panacea, ni que sean salarios perfectos, pero para trabajadores que gozan de estabilidad frente al resto de los trabajadores, con jornadas laborales de cuatro horas y tres meses de vacaciones, ¡cómo es posible que sólo tengamos que hablar de salarios y no hablemos de los pibes que no tienen clases!”.
Cristina Fernández.

Por: Carlos Echarri (Profesor de Educación Física, especialista en entrenamiento del Fútbol).

Estas palabras descalificadoras y humillantes no tienen justificativo alguno.
En cada oportunidad que tuve, he valorado y admirado lo que usted hace. En momentos me sentí orgulloso de que una MUJER tuviese el coraje y la capacidad para gobernar un país como el nuestro;  donde la descalificación por género, y  muchas otras, relegaron a mujeres y hombres honestos, capaces, inteligentes, respetuosos, tolerantes, humanos...
Me gustaría poder tenerla cara a cara...
Decirle que me agravió, y nos agravió a muchos. Porque a pesar de todas las carencias pedagógicas, de infraestructura, y muchas otras, empiezo con toda la energía, vocación, profesionalismo, esperanza, alegría, cada mañana a las ocho, y termino a las veintidós horas.
Me gustaría tenerla frente a frente, preguntarle tantas cosas...
El pasado año 2011, nuestro último día laborable fue el 23 de diciembre, con exámenes de alumnos que no aprobaron. Y el 15 de febrero de 2012 me presente a mis lugares de trabajo. Saque la cuenta: nunca tuve tres meses de vacaciones. Y le cuento que en los meses de licencia trabajé durante mucho tiempo en escuelas de verano.
Me siento dolido, lastimado, herido... parecen sinónimos, pero lo digo así, para que tenga el sentido de ir creciendo mi indignación.
Me gustaría tenerla frente a frente, que me explicara tantas cosas...
Mis padres, mis profesores y maestros, me enseñaron a cumplir con mis obligaciones y mis tareas, puntualmente, sin peros, sin excusas. Y así varias veces me distinguieron con la asistencia perfecta.
Homenaje para mi madre. Fue directora de primaria, no la veía en todo el día porque su escuela de doble turno necesitaba de su presencia, mañana y tarde, no importaba para qué, problemas simples o grandes dificultades (PAICOR, niños accidentados, cañerías que no funcionan, baños etc., etc. )
Claro que he faltado pero fue por no poder levantarme de fiebre o dolor.
Me gustaría tenerla frente a frente.
Es tan fácil descalificar, y más fácil desde un puesto de poder.
La generalización vale únicamente para los delincuentes, “son delincuentes”, generalización para todos aquellos ina-daptados, cualquiera sea el delito, que día a día vemos en todos los ámbitos. No para los docentes.
Usted no puede generalizar. Tome las medidas con aquellos que no cumplen, que faltan, que no están capacitados, que no se actualizan, que estafan a sus alumnos porque no enseñan, sino que sólo están en el sistema por una obra social o porque le permiten cobrar sin trabajar.
Pida informes a sus ministros, que controlen "QUE HAGAN ALGO", para lo que fueron puestos en sus cargos. Falta control, ¿le suena esto?
Nunca me dieron un peso de más. Nunca nos dieron un premio o dinero extra o "subsidio". Siempre fue el sueldo establecido.
Me siento dolido, lastimado, herido...
Me gustaría tenerla frente a frente.



Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com