En foco
Pin It

Widgets

Hacia el futuro

Tal vez te interese

Por: Luis Pastawski, Adrián Rolfo y Lucas Matías Contreras (Vecinos de Jesús María).

A partir de la excelente nota sobre “Felicidad Bruta Interna”, publicada por el Semanario Primer Día en su número 119, escrita por dos destacados psiquiatras de Córdoba, nos permitimos elaborar algunas reflexiones sobre lo que acontece, desde nuestro punto de vista, en nuestro “pago chico”. 

Más allá de las constantes apelaciones publicitarias de algunos dirigentes o partidos políticos hacia el bonito término “progresismo”, no parece muy lógico que pueda concebirse alguna variedad de “progreso” sin un promedio razonable en el nivel de felicidad o sentimiento de “autorrealización” de todos los integrantes de nuestra sociedad.
 En relación comparativa a lo expresado por los profesionales mencionados, en nuestra ciudad vemos, también, la alienación de conductores y peatones en constante agresión urbana, comportamientos que llevaron a declarar una Emergencia Vial que lejos está de haber mejorado la situación existente. Con respecto a los espacios verdes, al igual que en la ciudad de Córdoba, observamos un significativo retroceso en el último tiempo, en donde se ha generado más cemento sobre cemento, postergando áreas recreativas y asistiendo, día tras día, a un lamentable maltrato hacia los árboles y áreas verdes urbanas. Una especie de desapego del entorno natural que se manifiesta a través de talas, extracciones sin reposición y podas indiscriminadas en cualquier época del año. El pulmón de la ciudad, con el río como eje, lejos está de ser el espacio público que la ciudad se merece. Tampoco podemos obviar, que un bien natural tan elemental y escaso como el agua para beber ha pasado desde hace algunos años a ser un objeto de comercio en nuestra localidad. El desembarco de importantes empresas que venden costosos filtros diseñados para mitigar el gusto a cloro, como también el surgimiento y crecimiento de otras que la comercializan, en bidones, es fiel reflejo de un cambio de hábitos que mucha incidencia ha tenido en la calidad de vida de los vecinos.
En la alternativa promovida por el Intendente de Jesús María, en su discurso al asumir, de llamar a elecciones para una Convención Constituyente que redactará una Carta Orgánica Municipal, advertimos una interesante posibilidad de plasmar en un documento algunas pautas para generar, para los que vienen, un mayor índice de Felicidad Bruta Interna Local. Acuerdo ciudadano que las futuras autoridades, sean del signo político que fueren tendrán que, necesariamente, cumplir. Mandatarios que la misma Carta Orgánica podrá legislar en qué forma llegaran a sus “candidaturas”; evitando maniobras de ética dudosa, que confundieron, en el pasado reciente, a la mayoría de los ciudadanos.
Creemos que el gobierno local tiene la responsabilidad, a partir de este anuncio, de promover una Carta Orgánica abarcando a todo el conjunto social, respetando la diversidad y promoviendo su integración. De tal forma que ningún ciudadano se sienta excluido de las transformaciones que Jesús María necesita en el futuro. No concebimos una ciudad armónica, desarrollada, y sustentable si sus habitantes no pueden ser protagonistas; si no tienen acceso a la salud, a la formación educativa, a la vivienda digna, a la alimentación adecuada, a la información veraz, a la participación política, al esparcimiento y la recreación. No existe ciudad verdadera sin ciudadanos felices y esto debe reflejarse y plasmarse en el documento de Constitución Municipal. Debemos hacer lo posible, entre todos, dirigentes y vecinos, para evitar que utilizando la excusa del crecimiento y desarrollo se intente justificar acciones sólo especuladas a partir de conveniencias políticas partidarias o al rédito inmediato que generen en algunos grupos, partidos o corporaciones económicas. No debemos pensar para el futuro en el ciudadano como consumidor, cliente o usuario, sino como un sujeto social, con derechos y responsabilidades, integrado a un ambiente natural, nuestro entorno que debe ser, también, sujeto de los mismos derechos. Unidos todos en una ciudad que los contiene y al mismo tiempo los necesita. Pensamos que la comunidad debe ser la protagonista fundamental del desarrollo y el Estado Municipal el promotor y garante de la equidad de ese desarrollo. Quienes creemos en la necesidad de construir una sociedad de derechos tenemos el desafío de pensar un mañana en el que el sector público y privado, autoridades y vecinos no compitan ni se fusionen, sino que se relacionen con respeto y autonomía, interactuando para una mejor calidad de vida, generando una redistribución de la riqueza en la zona y evitando así la discriminación, el individualismo, la inequidad y la exclusión social. Para finalizar las mismas palabras de los psiquiatras cordobeses: “esperamos con marcado optimismo que estos nuevos tiempos traigan consigo una renovación en la cultura institucional y ciudadana, orientada a la Felicidad Bruta Interna de [Jesús María]”. Nosotros haremos lo posible para generar un espacio de opinión en donde algunas de estas ideas puedan ser debatidas. Intentaremos ser parte.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com