En foco
Pin It

Widgets

“Hubo una predisposición bastante fuerte de los vecinos a involucrarse con la ciudad”

Tal vez te interese

Marcelino Gatica se refirió a los avatares que le tocó atravesar durante los dos mandatos en que estuvo al frente de Jesús María. El balance final tiene muchas más alegrías que penas.

A días del cambio de autoridades ¿Cuáles serían los valores que destacás después de ocho años?
- Primero, pienso en los ochos años y en la cara de la gente que colaboró con la ciudad mientras fui el intendente. Destaco la predisposición para colaborar del vecino de Jesús María. Hubo una predisposición bastante fuerte a involucrarse con la ciudad. Cuando hablo de los más importante, hablo de esto: poder construir vínculos de trabajo colectivo con organizaciones tan diversas como el Festival de la Doma, o el Colegio de Abogados, con los trabajadores, con gente vinculada a los servicios públicos, con las mesas de trabajo como la del transporte público. Estas experiencias de espacios de discusión para la construcción colectiva fueron muy bueno y quizás sea lo más valioso porque esto disparó desafíos muy grande, por ejemplo, con el tema de la obra pública. Lo que se ve genera más movimiento y se pudo hacer gracias a la construcción de confianza.

¿Cómo sería eso?
- Si la gente no hubiera confiado en nosotros, no hubiéramos recaudado lo que recaudamos. Entramos en un círculo virtuoso donde la participación llevó a la construcción de confianza y ésta nos llevó a la asunción de responsabilidades cívicas y, luego, responsabilidades tributarias. Con eso teníamos el insumo para ir armando planes bastante potentes en obra pública, inclusión social, e incorporar en la agenda pública temas como la educación, la discapacidad, el empleo, el deporte. Si uno va sumando acciones, hemos abarcado prácticamente todo el quehacer de la vida de la ciudad y tengo la satisfacción de haber encarado el inicio -creo- de un nuevo paradigma sobre cómo mirar los gobiernos locales. Hemos iniciado un nuevo ciclo en la política de Jesús María que quienes nos sucedan lo tienen como piso que se construyó con muchos errores y algunos aciertos, pero es distinto a lo que se vivió hasta acá.

¿Hubo algo en estos ocho años que te provocó una gran amargura?
- Genera mucha bronca e impotencia la falta de preparación de la ciudad cuando se dan algunos fenómenos naturales como cuando fue la lluvia grande (18 de diciembre de 2009). Aunque la ciudad estaba antes de que yo llegara como intendente, a uno le genera una importencia no poder resolver cuestiones como ver a un vecino inundado, que pierde todo. Me lleva a un sentimiento encontrado de bronca, angustia. Otro momento feo, demasiado desagradable para mí fue el paro de los empleados municipales porque personalmente le dediqué mucho tiempo al personal. Siempre cuento que en 2001, cuando asumo como secretario de Gobierno, fui personalmente a negociar el pago del aguinaldo en cuotas y en ocho años de gobierno nunca nos atrasamos un día en el pago de los salarios. En ocho años de gobierno, nada jamás cobró después del 30. Si bien es cierto que los salarios no alcanzan, cuando uno lo mira en perspectiva desde dónde salimos y dónde estamos, las condiciones de trabajo han sido infinitamente mejores que las que había en 2001. No hemos perseguido a nadie, no hemos hecho afiliar a ningún partido a nadie, jamás le hemos descontado una moneda a un trabajador para un partido. Y le hemos solucionado muchos problemas personales a muchos. Este despacho estuvo abierto para todos. Y la verdad es que ver algunas actitudes de algún personal, me generó una suerte de desilusión con alguna gente y obliga a replantear el vínculo con ellos. En lo personal, me afectó.

Cuando se hace el recuento uno ve que hizo mucho, pero de lo que no se pudo hacer ¿qué cosa crees vos que debe encarar tu sucesor?
- Hay cosas como el tema de la Terminal de Ómnibus que me parece clave porque va a permitir seguir distribuyendo territorialmente el desarrollo de la ciudad. Hay que hacer algo con el estacionamiento porque nosostros no pudimos avanzar mucho. Hay que pensar en profundizar con un par de grandes centros de estacionamiento público. Le decía a Gabriel en que hay que pensar seriamente en conseguir los recursos -y en esto lo voy a ayudar- para conseguir un par de nudos viales que permitan soterrar algunas avenidas. Hay que tener claro que la ciudad crece y uno no puede detener el crecimiento para tener menos problema sino que hay que animarse a correr con el desafío de darle más infraestructura para que la ciudad sea más transitable. Hay que profundizar el tema del recupero de los espacios públicos. Uno de los temas que me dejó con la sangre en el ojo fue el tema del recupero de Agua Mansa. Creo que ahí debieran expropiar Agua Mansa si no avanzan las discusiones. Hay que incorporarlo al pulmón de la ciudad. Y continuar con lo del río que está llamado a ser el eje del desarrollo de la ciudad. Hay que pensar cómo cuidarlo, extender el corredor verde desde los dos ríos hasta la ruta 9. Y después, el tema de la vivienda que es clave porque nos va a permitir darle mayor bienestar a la ciudad. También hay que profundizar la incorporación de nuevas herramientas de gestión. Hay que ser atrevido. Animarse a mirar para adelante. Es mentira que no se puede. El gran desafío fue ése: animarse a construir en la diversidad.

De las personas que te acompañaron ¿alguno te sorprendió por tu desempeño en todo este tiempo?
- Sería injusto hacer nombres. En realidad, hay mucha gente que ha colaborado. Tengo algunos embajadores sin título, sin cargo. Hay alrededor de 15 vecinos que fueron mis ojos y oídos en la ciudad y estuvieron cada día planteándome cuáles eran las dificultades por las que atravesaba la ciudad. Los siento como parte del equipo aunque no hayan sido funcionarios. La idea de abrir comisiones también nos permitió incorporar las ideas de vecinos a la ciudad y al gobierno, al igual que la función que cumplieron los centros vecinales. Hubo muchas caras políticas nuevas en este tiempo.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com