En foco
Pin It

Widgets

Romper el silencio con el abuso sexual infantil

Tal vez te interese

Por: Cecilia Gutiérrez (Licenciada en Psicología. Integrante del Consejo Local de Niñez, Adolescencia y Familia de Jesús María)

El abuso Sexual infantil resulta una realidad particularmente difícil de detectar y problemática su abordaje.
La tendencia histórica con respecto a este tema fue encubrir, negar, minimizar su frecuencia y sus efectos. En definitiva: silenciar.
El abuso sexual infantil es un fenómeno delictivo con características propias que lo diferencia de la mayoría de los restantes delitos.
En este sentido, el conocimiento y la difusión de las características del fenómeno del abuso sexual infantil resulta un arma poderosa para comenzar a revertir aquellas visiones esteretipadas que atraviesan la sociedad toda.
Entre las características principales, podemos mencionar el SECRETO como la más notable y tenerlo en cuenta desde la sospecha misma. Es una condición indispensable para una adecuada intervención.
En el centro del fenómeno, impera la Ley del Silencio y resulta imposible quebrarla. Sobre este punto,  Reynaldo Perrone dice: “El secreto supone la convicción de que las vivencias en cuestión son incomunicables. Entre las personas involucradas nace un vínculo de facto, sin alternativas…. El abusador manipula el poder y carga a la víctima con la responsabilidad del secreto. El silencio del niño protege no sólo al abusador, sino a sí mismo y a su familia”.
Los sentimientos y las emociones que viven los niños abusados son de tal entidad  que si se pudieran sintetizar en una palabra sería CONFUSIÓN. Culpa, autorecriminación, ira, afecto –En caso de haber sido abusadas por parientes cercanos o convivientes- y terror, se mezclan en la mente del niño en un rompecbezas que no está en condiciones de armar. El estado de confusión en muchos casos lleva a las víctimas a efectuar revelaciones parciales, unas veces exageradas, otras con retrocesos.
Otra característica importante es que la mayoría de los abusos sexuales se produce dentro del seno de la familia o grupo conviviente. El abusador recurre a las amenazas  para evitar que el niño cuente los que está sucediendo, lo que produce un efecto demoledor  sobre la mente del niño/a  y muchas veces origina la revelación tardía.
En los casos en que el niño revela el abuso, de una u otra forma la familia se destruye, ahí entonces con el abusador preso, frecuentemente sobreviene la RETRACTACIÓN, donde la víctima pide por el detenido invocando que ha mentido en la denuncia.
Por ello, es fundamental que quienes tenemos a cargo la responsabilidad de interpretar los hechos, conozcamos las características del fenómeno del abuso infantil y de esta manera intervenir y resolver estas cuestiones de violencia contra niños/as y jóvenes desde un enfoque interdisciplinario que requerirá compromiso y participación no sólo de los profesionales de las distintas áreas y de las distintas instituciones involucradas en la protección de la infancia, sino de toda la sociedad.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com