En foco
Pin It

Widgets

Colonia Caroya obtuvo seis medallas en la XXIII Cata Nacional de Vinos de San Juan

Tal vez te interese

Los logros de La Caroyense: dos medallas de oro para el champán nature y para el extra brut, ­medalla de plata para el champán Pinot Noir, medalla de oro para el reserva malbec 2009. Los logros de bodega Nanin: medalla de oro para un vino mistela y medalla de plata para un tannat.

Por tercer año consecutivo la producción de vinos espumantes de La Caroyense merecen premios en la Cata Nacional de San Juan, uno de los concursos más prestigiosos a nivel nacional. Fueron tres medallas al producto que se elabora bajo métido champegnoise y que tiene certificación de indicación geográfica o lo que equivale decir que el Instituto Nacional de Vitivinicultura garantiza que todo el proceso está hecho dentro del ejido de Colonia Caroya: desde el cultivo de la vid, pasando por la cosecha de la uva hasta su vinificación.
Pero este año, la bodega decidió enviar su producto más reciente, el Paso Viejo Reserva Malbec 2009, y le fue otorgada una medalla de oro. Hace poco, este vino se había presentado en un concurso internacional y por tres centésimas no sacó medalla de plata.
“No soy muy concursero, de participar en los concursos porque el criterio que sigo es hacer vinos para la gente y no para los concursos, pero hay competencias nacionales que se caracterizan por su seriedad como es Vinandino en Mendoza y esta Cata en San Juan y son los únicos en los que hemos estado participando”, explicó Santiago Lauret antes de añadir: “La virtud en todo esto es que cualquier persona que lo desee, puede adquirir los vinos premiados porque lo que hice fue sacar los vinos de la estiba y enviarlas. Es exactamente el mismo vino que está a la venta”.
Durante la XXIII edición de la Cata Nacional de San Juan se presentaron 456 muestras de las cuales obtuvieron premio el 25 por ciento. La ceremonia de premiación se realizó con una gran gala de la que participaron 650 personas y de la que toma parte el gobernador de San Juan y gran parte de su gabinete. Además, estuvieron presentes las máximas autoridades de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).
­­­¿Sigue siendo raro subirse varias veces a recibir un premio en representación de Córdoba, una minúscula productora de vino en comparación con otras zonas? Lauret señaló: “Eso me lo hizo ver la gente que nos entregaba los premios. Mientras me retiraba hacia mi mesa un señor me llamó para señalarme que el gobernador me quería saludar. Así lo hizo y me reiteró las felicitaciones. Incluso la gente del INV nos dijo que estábamos poniendo a Córdoba en un gran nivel con nuestros productos y con todas las adversidades y dificultades que atravesamos”.
Este año, por ejemplo, para sacar una medalla de oro fue preciso obtener 92 puntos por parte del jurado y ese puntaje lo obtuvo Caroya en cuatro oportunidades. Todo un dato.

Alegría para Nanini también
Adrián Nanini, en representación de la familia que tiene tradición en la elaboración de vinos, también estuvo presente durante la ceremonia de entrega de premios en San Juan y disfrutó de la premiación.
“Nos llena de orgullo haber recibido premio nuevamente en la Cata Nacional de San Juan. Cualquier premio que uno reciba en cualquier punto del país es bienvenido porque quiere decir que tenemos un reconocimiento nacional respecto de nuestra producción”, explicó Nanini.
Vale acotar que por el vino mistela Virgen del Valle bodegas Nanini ya ha recibido infinidad de premios a lo largo de la última década, casi que se convirtió en un clásico recibir un premio por este producto.
Pero lo interesante de este año fue que recibieron medalla de plata por un vino de la variedad Tannat que se produce íntegramente en los viñedos de la familia. “Es muy común encontrarlo en Uruguay porque está en una zona muy húmeda, pero acá en Caroya se adaptó muy bien al suelo y la cosecha de este año se vio beneficiada por el clima si se la compara con 2010”, explicó Nanini sobre el origen de este producto.
Bodegas Nanini tiene como principio elaborar vinos casi sin combinar varietales y, dentro de ese espectro, el Lambrusco, y el Tannat representan lo distinto, al igual que producciones como la del Rosé o los productos Cosecha Tardía. Esos productos, en muchos casos, salen en ediciones limitadas. Por ejemplo, del Tannat 2011 premiado se hicieron apenas cinco mil botellas.
La plantación de Tannat fue propiciada por dos ex socios de la bodega, Hugo y Alberto Nanini, pero los actuales dueños de la marca siguen el camino iniciado por aquellos.
El espíritu de los hermanos Nanini que iniciaron la sociedad original permanece, como bien aportó Adrián: “Estamos tratando de seguir avanzando, de ir empujando para adelante. En el tema de la bodegas, es invertir, reinvertir y seguir invirtiendo. No queda otra que tecnificarse porque cada día aparecen cosas nuevas”.
Las medallas, en definitiva, son aliento para los mejores vinos que seguirán produciendo.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

1 Comentarios :

  1. necesito lo nombres de los primeros bodegueros ej: LUIS ALARA

    ResponderEliminar

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com