Último momento
recent

Afecto y emoción durante la presentación del libro “La Guardiana” de Elena Patat

Amigos y familiares se acercaron el sábado 12 hasta el Centro Cultural Cabildo donde la escritora de Jesús María presentaba su libro que fue financiado por el municipio de Jesús María.

A veces las cosas empiezan exactamente en el lugar en donde pareciera que deben terminar. Eso debe estar pensando Elena Patat de Bertorini con todas las muestras de afecto que le vienen prodigando en el cenit de su vida.
Hace un tiempo, el municipio de Jesús María decidió realizarle un homenaje a su trayectoria en el edificio municipal con la proyección de un video y con las palabras de sus familiares directos y sus entrañables amigos y amigas.
Paralelamente, sus compañeros del grupo literario La Aguada le solicitaron al intendente Marcelino Gatica la financiación de la publicación de un libro de cuentos y poemas, petición a la que Gatica accedió gustoso.
Al borde de los 90 años, la docente jubilada y miembro destacado en varias instituciones de la ciudad, se dio con el gusto de ver plasmado en el libro La Guardiana todos los escritos desarrollados en el último quinquenio.
Los que conocen a Elena saben que sus poesías no están exentas de profundidad y que muchas de sus palabras tienen el mismo filo que un puñal. En ellas, se nota que ni un día en la vida de Elena ha sido en vano.
Por ejemplo, cuando dice “Escasamente somos un río con cautela / subordinado a nuestra condición humana / cuyas arenas nos arrastran a lo incierto / hasta llegar a ser sólo un lunar del Universo” en Escasamente somos o cuando reflexiona “Los ojos del silencio / me sacuden el alma / y me abrazo a las astas / del molino interior / para girar en derredor / de los rezos dormido”, en su poema titulado En silencio.
Algo de esa magia encontraron unos 80 amigos y familiares de Elena que decidieron acompañarla durante la presentación del libro en el Centro Cultural Cabildo el sábado 12 de noviembre.
En esa oportunidad, Elena dirigió unas breves pero emotivas palabras: “Sé que todos han venido porque me quieren y eso agranda el espíritu. Yo también los quiero. Mientras pueda hacer lo que hago lo voy a seguir haciendo. Por lo pronto, puedo dialogar y después... ¡monologaré!”. Las carcajadas no se hicieron esperar. Después, hubo lectura de algunos poemas y de un cuento que precedieron la entrega de ejemplares a los presentes y un copetín a la salida de la presentación de la disfrutaron todos los presentes.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.