En foco
Pin It

Widgets

Matrimonio jesusmariense estuvo en las Torres Gemelas 20 horas antes del atentado del 11-S

Tal vez te interese

María del Carmen Moreno y Marcelo Ruiz estuvieron en la Torre 2, la tarde anterior al terrible atentado contra el World Trade Center, el 11 de septiembre de 2001. Fueron testigos del caos que se vivió.

El ticket de entrada que aún conservan señala que ingresaron al World Trade Center a las 15.18 del 10 de septiembre de 2001. El matrimonio compuesto por Marcelo Ruiz y María del Carmen Moreno estaba lejos de pensar que 20 horas después las torres gigantescas iban a pasar a ser parte de la historia y que se desataría una cruenta persecusión por parte de los Estados Unidos contra el fundamentalismo islámico.
Visitaban Nueva York en viaje de placer, sus hijos había quedado en Jesús María, y el 11 de septiembre iban a sacar fotos de las torres gemelas cuando volvieran de una excursión en la que conocerían la estatua de la libertad.
El matrimonio llegó a Nueva York el 8 de septiembre, venían de pasar un par de días en Washington y no sacaron fotos con el complejo de fondo porque se guardaban eso para el 11 de septiembre. Estuvieron en la torre 2, llegaron hasta el piso anterior a la terraza y desde allí sacaron fotos hacia los cuatro puntos cardinales. Tampoco sabían que ésas iban a ser de las últimas fotos que se podrían sacar desde el gigantesco complejo.
“El ascensor subía a una velocidad muy rápida y en ese trayecto -por supuesto en inglés- un morochito alto explicaba toda la historia de las torres. Llegamos hasta arriba, había parado de llover, y nos pusimos a sacar fotos. Se ve cómo se veía Nueva York esa tarde con tormenta... la tarde anterior y ¡son las últimas fotos que se sacaron desde esa torre!”, explicó María del Carmen desde la tranquilidad de su casa en Jesús María.
Fueron testigos privilegiados de uno de los mayores atentados terroristas del siglo XXI pero casi no pudieron documentarlo porque les pasó de todo. La cámara de fotos que tenían -con rollo fotográfico- se rompió y cuando quisieron comprar una nueva digital se toparon con que estaban en medio de una conmoción mundial y con los negocios de la Quinta  y la Sexta Avenida totalmente cerrados. Después, supieron que en la Séptima y la Octava Avenida todo seguía como si no hubiese pasado nada.
La noticia del atentado los encontró ese martes 11 de septiembre de 2001 tomando un café, conversando con serenidad: “Esa mañana cuando pegó el primer avión nosotros bajábamos a desayunar. Empecé a ver como que la gente en la esquina hablaba -habrán sido como las 9 y algo- y en un cruce se semáforos una mujer pasa y comenta con otra ‘it was terrible’ (fue terrible). Le digo a Marcelo ‘acá pasó algo, ¿qué puede haber sido?’ y seguimos caminando y vemos un auto como de una policía de civil, saca la sirenita, la pone arriba del techo, y enfila por la Quinta Avenida para la zona del bajo Manhattan”.
“Fue como si nosotros hubiésemos estado -añadió María del Carmen- en el centro de Córdoba y el ataque hubiese sido en el Cerro de las Rosas, es decir, bastante  lejos. Entramos a un negocio donde vendían estatuillas españolas y estaban mirando la tele. Justo ahí fue que pegó el segundo avión. ¡No lo podíamos creer! ¡Nadie podía creer nada!. Seguimos caminando, todo el mundo te miraba por arriba, enseguida comenzaron a pasar los (aviones) cazas. Parados en frente del edificio de la CNN escuchábamos a la gente decir que no había que tomar agua porque seguro que estaba envenenada. Cosas de una psicosis total”.
Aunque ya existía la telefonía celular, el matrimonio no lo llevaba encima, además de que en ese entonces era mucho más complicado utilizarlos para comunicarse. En el lobby del hotel, era un mundo de gente que en todos los idiomas comunicaba la noticia a sus parientes en otros países por teléfono y había que hacer cola. Los Ruiz/Moreno pudieron comunicarse recién como a las dos de la tarde, mientras que en Argentina todo el mundo hablaba a la casa familiar para preguntar si tenían noticias de ellos.
“Recién el jueves pudimos llegar hasta la (avenida) Catorce que era relativamente cerca de las torres y todavía caía ceniza. Teníamos que salir de vuelta el sábado y ese día se normalizaron los vuelos. En el aeropuerto era un caos y un lío de gente. El vuelo salió con bastante retraso y desde la ventanilla que me tocó se podía ver cómo humeaba todo eso todavía”, completó la privilegiada testigo.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com