Último momento
recent

Colonia Caroya sale a defender el agua de riego contra un proyecto de acueducto para Sierras Chicas

El empresario Euclides Bugliotti señaló que cuenta con el respaldo de la Nación para la construcción de un acueducto que llevará agua a las Sierras Chicas desde el río Carnero, hecho que movilizó a la ciudad.

Hay pocos temas en los que los caroyenses tengan una postura unánime con excepción del agua que sigue siendo un tema caro a los sentimientos de una ciudad que tuvo que hacer ingentes esfuerzos para traer el recursos hasta sus chacras y quintas.
Y cuando se dio a conocer la versión por parte del titular del grupo Dinosaurio de que querían hacer un acueducto para llevar agua a las poblaciones de Sierras Chicas, pero sacándosela al río Carnero y sus afluentes subterráneos, se armó un enorme revuelo que los productores frutihortícolas hicieron saber a las autoridades.
Aunque se trate de un proyecto, lo mejor es protestar por anticipado y eso hicieron a lo largo de toda la semana distintos referentes de la producción y de la política.
La concejala Elena Valle (UCR), autora del libro “Agua, tesoro de Caroya”, se abocó a recopilar información sobre las obras de canalización del río Carnero. El concejal Mario Rojas (Frente Cívico) distribuyó entre sus contactos un trabajo de investigación realizado por profesionales de la Universidad Nacional de Córdoba. Y así, cada uno según su responsabilidad, se abocó a dimensionar las consecuencias que tendría que las aguas del río Carnero sirvan para un segundo propósito, además de proveer el líquido para el riego de toda la producción caroyense.
“Así como la Subsecretaría de Recursos Hídricos demoró más de dos años en autorizarnos una nueva perforación para extraer agua del río Carnero, porque con el caudal actual no logramos abastecer a nuestros productores, espero que demoren el mismo tiempo para aprobar un proyecto que pondría en riesgo seriamente nuestra subsistencia como comunidad productora de frutas y verduras”, señaló el intendente Rodolfo Visintín ni bien se enteró de la noticia y poco antes de ingresar en su período de licencia.
Empresarios del sector vitivinícola y frutihortícola reclamaron la intervención del intendente señalando que el caudal que lleva el Carnero resultará insuficiente para ambos propósitos. A lo largo de más de 30 kilómetros, los canales de riego llevan agua para las 150 hectáreas de viñedos con que cuenta Colonia Caroya, y las más de 500 hectáreas de duraznos, manzanos, y otras hortalizas y legumbres.
Bugliotti explicó que el acueducto que pretende cuesta alrededor de 25 millones de pesos, y que hay predisposición del gobierno nacional a financiarlo.
El proyecto incluye la toma de  agua de un río subterráneo al Carnero que, a través de cañerías, se transportaría entre Estación Caroya y Cantera de Sauce, antes de partir hacia los pueblos de las Sierras Chicas.
Lo que aparece como un gesto humanitario del empresario hacia una región que padece crónicamente la falta de agua es, en realidad, su interés por garantizar la provisión de agua para un megaemprendimiento turístico en Salsipuedes, con hotel de lujo, entre otros servicios.
En noviembre de 2009, los concejales caroyenses caroyenses Mario Rojas, Víctor Ducló, Miriam Desinano y Amílcar Ñañez mantuvieron una reunión con los legisladores por los departamentos Colón y Totoral, César Seculini y Alicio Cargnelutti, respectivamente, para promover a través de la legislatura provincial la creación de un Comité de Preservación de Cuenca para los ríos Carnero y Guanusacate. De esa petición, nunca hubo respuestas, pero sería un buen momento para reflotarlo al proyecto y darle un marco de protección mayor al que tiene actualmente.
En 2003, el Concejo Deliberante de Colonia Caroya declaró de interés público la preservación ecológica del Río Carnero, con el propósito de evitar que ese curso fluvial siga con el proceso de deterioro que venía sufriendo.
Desde ese entonces, nunca había estado tan latente la posibilidad de que una obra disminuya el caudal de agua que abastece a las chacras y quintas de Caroya. Desde ese entonces, ninguna sequía había sido tan prolongada como la que tiene lugar en la región desde hace tres años. El reclamo por el agua nunca ha sido tan valioso como en este tiempo.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.