En foco
Pin It

Widgets

Satélite con diseño argentino ayudaría a predecir el clima

Tal vez te interese

El SAC-D Aquarius es el cuarto satélite de la serie SAC (Satélite de Aplicaciones Científicas) desarrollado por la Conae. Es un observatorio espacial para el océano, el clima y el medio ambiente, que combina diferentes tecnologías.


Los científicos de la agencia especial argentina puesieron en órbita un satélite que buscará hacer algo que nunca se ha logrado antes: medir la salinidad de los océanos en todo el planeta.
El satélite SAC-D Aquarius se lanzó a la atmósfera el pasado 10 de junio desde una base en California de la Agencia Espacial Estadounidense, NASA, y enviará de vuelta a la Tierra información clave que permitirá medir los ciclos oceánicos del mundo.
Estos movimientos de las grandes masas de agua del planeta son claves para entender los patrones del clima, algo fundamental para prevenir inundaciones o programar cosechas en el campo.
"Es un salto cuántico lo que este proyecto logrará", le dijo a BBC Mundo Mónica Rabolli, una de las investigadoras que principales del proyecto de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).
"Nunca antes se ha medido con tanta precisión el nivel de sal en los océanos, porque hasta ahora sólo se hace con boyas o embarcaciones, que sólo logran cubrir un 25% del globo terráqueo", añadió.
Según explica la científica, al lograr determinar los niveles de sal en el mar se conoce la densidad de las aguas y con ello cómo se mueven las corrientes marinas. Esto es un elemento fundamental para saber, por ejemplo, los patrones de lluvias.
"Con esta información, por ejemplo, los productores del campo podrían tener modelos climáticos más precisos con lo cual planifican mejor sus cosechas", afirmó Sandra Torrusio, otra de las investigadoras principales del proyecto.
"Pero también los datos que obtendremos nos permitirá mejorar los sistemas de alertas de inundaciones y de sequías, o complementará los estudios que se están haciendo de cómo el clima influye en la aparición o dispersión de ciertas enfermedades", agregó.
Una información que, aunque nueva y valiosa, no llega a un costo modesto: el proyecto costó unos US$300 millones, dos tercios aportados por la NASA.

Proyecto a varias manos
La misión surgió luego de que la NASA aprobase en 2009 un proyecto presentado por la CONAE para diseñar la plataforma del nuevo satélite, al cual se incorporaron una serie de instrumentos de medición.
Esta es la cuarta sonda que se hace en Argentina. La primera, el SAC-B, se lanzó en 1996.
Aquarius, es el nombre del instrumento que instaló la NASA en el satélite SAC-D, que además portará cinco instrumentos de medición elaborados en Argentina, uno de la agencia espacial francesa y otro de la agencia italiana.
El carácter multinacional de este lanzamiento también incluyó a científicos brasileños, quienes efectuaron las últimas pruebas de lanzamiento antes de enviar a la sonda a la Base Vanderberg, en California, desde donde partirá al espacio.
Además de medir los niveles de sal en el océano, los ocho instrumentos que llevará Aquarius aportarán interesantes datos sobre otros aspectos relevantes para la comunidad científica, e indirectamente para la población en el planeta.
El instrumento CARMEN, diseñado por el Centro de Estudios Espaciales de Francia (CNES) estará dedicado a medir los niveles de radiación que están llegando sobre el planeta. Además hará labores de muestreo de la llamada "basura cósmica", que se refiere a la cantidad de satélites en uso o fuera de servicio que quedaron en órbita.
"Es interesante conocer la cantidad de radiación que llega a la Tierra, porque así se puede saber más del efecto que tiene sobre quienes viajan en avión, sobre todo en vuelos transpolares, que están más expuestos a la radiación", comentó Rabolli.
"Se sabe que las tripulaciones de estos vuelos están más en contacto con la radiación, y hay estudios que hablan de una correlación entre estas personas y ciertas enfermedades", apuntó.
La Agencia Espacial Italiana (ASI) instaló en la plataforma del SAC-D un instrumento llamado ROSA, elaborará perfiles atmosféricos para mantener un control sobre su temperatura, presión y humedad.

Producto argentino
En tanto que los cinco instrumentos instalados por los científicos argentinos tiene varias funciones y objetivos.
Por ejemplo la Cámara de Alta Sensibilidad (HSC) monitoreará fenómenos climáticos como tormentas eléctricas, "pero también medirá los depósitos de nieves en los glaciares, con lo cual se podrá hacer estimaciones de las cantidades de agua dulce que tendrán los manantiales para así determinar las reservas de agua", señaló Torrusio.
Asimismo, la Cámara Infrarroja de Nueva Tecnología (NIRST) proveerá a los científicos de información sobre incendios, volcanes y cenizas volcánicas que pueden ayudar a prevenir las secuelas o consecuencias de estos incidentes.
La trayectoria del SAC-D Aquarius será supervisada por la CONAE, desde el Centro Espacial Teófilo Tabanera, en Córdoba, donde se recibirá la valiosa información que llegue desde el espacio..
Fuente: Vladimir Hernández, BBC Mundo, Buenos Aires.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com