En foco
Pin It

Widgets

Escasa presencia del mosquito del Dengue en Jesús María

Tal vez te interese

Jesús María puso en marcha por sexta vez un monitoreo para detectar la presencia del Aedes Aegypti en la ciudad. Su presencia no implica riesgos de epidemia.


Tras haber relevado cerca de 420 viviendas en la ciudad, el área de Bromatología y Ambiente municipal difundió los resultados del sexto monitoreo aédico en la ciudad y que arrojó que la presencia del mosquito trasmisor del Dengue se encuentra en el 2,1 por ciento de los hogares, una cifra que saca del riesgo de epidemia a la ciudad.
El dato no sería llamativo sino se recordara que el año pasado, para la misma época, se había detectado que la presencia del Aedes Aegypti era del 30 por ciento, cifra por demás alarmante.
Una de las principales diferencias entre ambos períodos fue el regimen de lluvias. Mientras que en 2010 se llovió todo entre diciembre y febrero, este año el clima de sequía fue un gran aliado para evitar un ambiente propicio para que se de-sarrolle la biología del mosquito.
Además de ello, desde el municipio se continuaron las tareas de prevención y de información sobre aquellos sectores en los que se había detectado mayor presencia del Aedes y, por lo tanto, mayor riesgo potencial en caso de aparición de enfermos de Dengue.
Un vecino puede desconfiar de los resultados de un monitoreo si desconoce cuál es el mecanismo que se utiliza para el relevamiento. Sin esa información, es dable pensar que un vecino pueda dudar sobre los resultados.
En el caso de Jesús María, vale señalar que se aplica una metodología que se conocer como LIRA que fue sugerida por el Ministerio de Salud Provincial replicando una exitosa experiencia en Brasil.
¿En qué consiste? Pues en dividir una ciudad en paños e ir relevando viviendas en forma aleatoria. Se parte de la cantidad de viviendas y de su distribución, y el sistema va eligiendo viviendas en forma aleatoria, de modo que en cada relevamiento la muestra es diferente. Otras ciudades de la provincia de Córdoba también la llevan adelante.
“Este método aleatorizado te asegura por cálculos estadísticos que podés extrapolar esos resultados al resto de la ciudad. El estudio permite -si uno mide una casa de cada cinco en una manzana determinada- que el dato se releve aun cuando no haya gente en la vivienda elegida porque se pasa a la vivienda vecina. Por eso tiene significancia o valor predictivo esta muestra”, explicó Diego Almada, director de Calidad de Vida.
En el caso de Jesús María, se hicieron dos cosas: además de relevar de acuerdo a lo que el programa LIRA determinaba, se volvió a aquellas viviendas que ya habían sido visitadas en otras muestras y donde se habían registrado focos. Allí, se pudo determinar que en el 93 por ciento de las casas que en otros monitoreos tenían factores de riesgo, en los monitoreos pasados, resolvieron el problema. Un siete por ciento solamente quedó con inconvenientes para eliminar esos factores de riesgo.
“Contando los seis monitoreos se han hecho más de nueve mil intervenciones a lo largo del tiempo, con un riesgo de epidemia si se daba un caso allá por febrero del año pasado. Hoy, afortunadamente está por debajo de lo que sería un factor de riesgo bajo que sería de un tres por ciento”, acotó Almada.
Para el director de Calidad de Vida hay que tender a que desa-parezca el mosquito porque tiene una biología muy difícil que depende de las condiciones ambientales para reproducirse casi tanto como del factor humano que facilitaría su reproducción.
“Hay que destacar la participación de la gente, de los medios de difusión, porque fue una campaña de todo el mundo que logró bajar la masa de mosquito que teníamos circulante. Esto ha demostrado que si uno sostiene a lo largo del tiempo una política sanitaria continua y si uno se fija un horizonte en esto los resultados a la corta o a la larga llegan”, explicó Almada.
Para la ciudad, el éxito del involucramiento comunitario evita que se tengan que hacer fumigaciones masivas (como el año pasado) como están haciendo otras ciudades que no mantuvieron la vigilancia correspondiente, por ejemplo, la ciudad de Córdoba.
Almada se mostró satisfecho de que haya primado el diálogo con el vecino antes que la sanción y de que se hayan involucrado muchas escuelas, pero insistió en no bajar la guardia.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com