Último momento
recent

En la megamuestra del INTA, Colonia Caroya expone sus proyectos vitivinícolas y de denominación de origen

Del 15 al 17 de abril en Marcos Juárez tendrá lugar INTA EXPONE donde se podrán conocer los principales proyectos de la región pampeana.

La megamuestra tecnológica a campo del INTA ejemplificará cómo las tecnologías de la información pueden mejorar la empresa agraria y la vida rural. La entrada para todo el evento es libre y gratuita.
La oficina de extensión de Jesús María estará presente para acompañar la muestra de dos de los proyectos que viene acompañando a través de sus especialistas: el grupo Pro Vid de Colonia Caroya y el grupo de productores de chacinados que viene trabajando sobre denominación de origen en Colonia Caroya.
El grupo cambio rural Provid Caroya fue seleccionado para participar de INTA Expone 2011 en el sector de Extensión. Son muchos los grupos en la Provincia y, sin embargo, hace tiempo que Provid viene siendo ejemplo para otros grupos e incentivo para formar nuevos grupos. Por eso, INTA lo elige como grupo modelo. Las razones para esa elección, muy sintéticas, fueron las siguientes:
Se trata de 10 productores vitivinícolas de Colonia Caroya que se unieron para optimizar la producción y mejorar aspectos comerciales en relación a la compra insumos y la venta de productos.
La mayoría de sus integrantes son propietarios y trabajan sus quintas junto a sus familias (pequeños productores familiares).
En el comienzo, la experiencia priorizó una serie de problemas identificados por los miembros del grupo, que no sólo los aquejaban a ellos, sino también al resto de los productores de la zona: Escasa calidad de producción de uva y  vinos, prácticas de manejo de viñedos obsoletas,  falta de información sobre la realización de tratamientos fitosanitarios, desarticulación entre los actores involucrados en el proceso, falta de tecnologías y maquinaria adecuada, desconocimiento de la zona como productora de uva, falta de interés personal por capacitarse e inaccesibilidad a créditos blandos, entre otros.

Estrategias de intervención de apoyo al proceso de desarrollo
Una de las estrategias fue la fabricación de vinos caseros de calidad, con lo que comenzaron a darle el agregado de valor a la uva que antes vendían a granel sólo a las bodegas de la zona.
Además, cambiaron la forma de comercialización del fruto, vendiendo también a particulares e incrementando sus ingresos ya que el precio que se cobra a un particular es mayor que el que se vende a las bodegas.
Otra estrategia fue la compra en conjunto de insumos y maquinarias. Esta forma de compras, especialmente de maquinaria fue importantísima ya que, dado que los lotes de producción son pequeños, la compra individual de este tipo de herramienta no es viable para este tipo de productores.
El trabajo asociativo también los motivó a encarar la elaboración de un vino grupal, un tetravarietal llamado  “Stradelle”.
El perfil estratégico actual es el del manejo de la sanidad de los cultivos con un fuerte concepto agroecológico, monitoreando los viñedos como forma de prevención plagas y enfermedades, tratando de reducir el uso de agroquímicos y utilizando productos de origen natural.  

Aportes al desarrollo de los territorios
El trabajo asociativo exitoso llevado a delante por el grupo Provid contagió a numerosos productores de la zona, quienes decidieron afrontar sus problemas como pequeños productores a través de la agrupación.
Conjuntamente con técnicos e instituciones locales realizaron diversas actividades para lograr el reconocimiento de la región como productora de vinos. Se lograron medallas de oro en concursos nacionales para los vinos de la zona, gracias a las mejoras en la calidad de uva y vinos.
Actualmente, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación financió un proyecto que incluye una bodega itinerante. Esta bodega móvil será un aporte significativo hacia la región, ya que todos los productores vitivinícolas de la zona podrán utilizarla pagando sólo el precio de uso de la maquinaria.

Un salame con certificación IG
El otro proyecto que apadrina el INTA es el de Identificación Geográfica para el salame de la Colonia, a través del cual se pretende certificar que la receta(el modo de preparación) del salame es único y distintitivo de Colonia Caroya.
Adolfo Grión, de la oficina de extensión local, explicó: “Es un proyecto de denominación de origen en el que el INTA hizo hincapié en la revalorización de productos alimenticios, para diferenciarlos y mejorarles sus condiciones a los elaboradores. El de Colonia Caroya es el primer gran proyecto del INTA, entre siete u ocho que se apoyan en todo el país”.
Lo que se pretende es que se estandarice con normas de calidad el proceso a partir del cual se elabora el salame.
“Lo que se valoriza es el saber más allá del producto en sí. Lo que se hace es identificar qué es lo típico del producto, cómo se llega a esa tipicidad, hasta llegar a la estandarización del proceso por el cual se llega al salame de Caroya”, añadió Grión.
Nuestra zona estará, entonces, muy bien representada con productos que tienen prestigio e historia en la provincia.

Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.