Último momento
recent

Desafíos electorales afectan el medio ambiente

Cómo abordarán los candidatos a la sucesión en la intendencia las cuestiones que tienen que ver con una agenda ambiental cada vez más extensa y con problemas que hay que resolver para cuidar de la ciudad en la que vivimos.

Por: Oscar Beas (GRUEJMA - Grupo Ecológico Jesús María)


En este año de elecciones para consagrar a nuestros gobernantes, es necesario reflexionar sobre el cuidado del medio ambiente y su repercusión en la prevención de la salud. Es decir que los ciudadanos deberemos optar por propuestas y políticas de gobierno que aseguren, en forma concreta y específica, cómo abordarán problemas graves y no de fácil solución, como los basurales, las cloacas, el agua, la contaminación ambiental (atmosférica, industrial, acústica, visual,electrónica), la extracción de áridos, la forestación, la planificación urbana etc.
Es que son problemas de las grandes urbes y Jesús María va en camino de serlo, los índices de crecimiento inmobiliario así lo reflejan. Decimos, verificar las propuestas de los ciudadanos que nos quieren representar, ¿Tienen capacidad para hacerlo?, ¿tienen equipos técnicos idóneos que los avalen, y, sobre todo, una visión humanista de la sociedad que deseamos?. ¿Có-mo evitarán la contaminación del aire y del suelo, porque -además de los residuos domiciliarios- industrias, comercios, sanatorios, estaciones de servicio también generan desperdicios nocivos para el medio ambiente y para la salud de los vecinos. Basta andar en bicicleta cerca de algunas industrias, para sentir olores nauseabundos o escuchar los reclamos de vecinos de las zonas periféricas, que señalan efectos de fumigaciones de campos de cultivo cercanos. Es decir que deberán tomar cartas en el asunto, porque ésa es la función principal de los gobernantes, asegurar la prevención de la salud.
Respecto a la extracción de áridos sabemos de los efectos de las fuertes crecidas del Rio Guanusacate. La reciente rotura del puente sobre la ruta 9 o la destrucción de los piletones de las cloacas, nos eximen de comentar más. Por ello, exigimos medidas de prevención que sólo se derivan de una adecuada y profesional planificación urbana que evite costosas improvisaciones que ocasionan daños y sufrimiento, sobre todo, a los sectores afectados.
La planificación urbana deberá privilegiar el espacio público como un bien en sí mismo, el paisaje urbano resultante será bello e inclusivo. Un fuerte impulso a la forestación de espacios verdes, dará como resultante un arbolado público, del cual  los vecinos sentirán orgullo, porque serán verdaderos pulmones verdes que protegerán su salud y bienestar. Los planes deberán contener además, precisiones sobre áreas peatonales exclusivas, sobre todo en la zona céntrica, donde cruzar una calle para las  personas mayores, a veces es un calvario, por el tránsito de automóviles y motocicletas.
Y aquí llegamos a un punto que consideramos clave de la planificación urbana y que es la ausencia total de ciclovías o bicisendas, lo que a su vez revela la falta de una política municipal que estimule el uso de la bicicleta, como medio económico y saludable para el traslado y paseo de los ciudadanos. Por ello, aquí  hacemos mención especial a la Directora del Ipem 394 de Colonia Caroya, que han adquirido bicicletas para ser donadas a los alumnos de menores recursos, con la condición de que completen sus estudios,  para facilitarles sus asistencia a  clases.
Por otra parte, en el mundo entero se ha producido una revalorización de la bicicleta por los importantes aportes que hace a la salud de las personas, lo que se traduce en menores costos económicos en asistencia médica y remedios, por ejemplo. En las grandes ciudades de Europa, los profesionales y empleados concurren a sus tareas diarias en este medio, y hasta lo utilizan para concurrir a conciertos o grandes eventos en parques o estadios .
No es la primera vez que  propusimos  la construcción de ciclovías, desde hace años lo hemos planteado.
Cómo cambiaría el paisaje urbano, si las tuviéramos,  paralela a la ruta a Ascochinga… Sería un salto de calidad de vida asombroso y deslumbraría a visitantes, con lo cual se estimularía en gran forma el alicaído turismo local.
Otro aspecto de sumo interés, al que nos queremos referir en las políticas municipales, es la concientización ambiental,  que es fundamental para comprender los grandes cambios  culturales, sociales y tecnológicos que día a día nos asombran. De paso,  no creen que nos haría falta una emisora de radio municipal, no comercial, que nos hable sobre todos estos temas, de la importancia sobre la prevención de la salud, de cosas  muy simples, como el hábito de lavarnos las manos varias veces al día, evitamos infecciones de nuestros niños que a veces, congestionan nuestros sistemas de salud, por ejemplo.

Informar al soberano
Para que la  sociedad tenga conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, debe estar correctamente informada, sin deformaciones culturales que, por publicidades engañosas e interesadas, nos hacen adictos al consumismo, y muchas veces sin darnos cuenta, lo aceptamos y lo sostenemos como la “normalidad”, cuando son realidades construidas. Eso del consumo inagotable, del “use y tire” sólo nos conduce a colapsar los basurales, y, hoy más con la basura electrónica, de PC y celulares, con metales irrecuperables y dañinos para la salud.
Creemos que nos debemos un cambio cultural, que debemos desterrar esos paradigmas de utilitarismo sin límites, que como dijimos, es impulsado por las ganancias de corporaciones. Basta de esos mensajes sublimados o directos,  que nos transforman en seres anestesiados, adormecidos y así, receptivos de frágiles castillos de arena o espejitos de colores.
Creemos que las propuestas  que nos ocupan, deben considerar este cambio cultural, hacia una sociedad más comprensiva de los fenómenos de nuestro tiempo, de que somos personas  de costumbres sobrias, respetuosas del medio ambiente y solidarias con los sectores menos pudientes. Apelar a la Educación  y a la participación ciudadana, para que la ciudadanía se sienta partícipe en el conjunto, internalizando en nuestra juventud que el éxito en la vida no es por ser “vivos” “ventajistas” o “cancheros”, sino que depende de nuestro esfuerzo propio, tratando de ser un buen hijo, un buen estudiante, un buen trabajador, en suma un ciudadano con derecho a elegir a otro ciudadano para que gobierne su ciudad.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.