Último momento
recent

El PJ de Jesús María dirime sus históricas diferencias en una interna

Cuatro listas competirán el domingo 27 de marzo (o en su defecto el 3 de abril si se posterga la fecha) para presidir el Partido Justicialista de Jesús María. Adriana Seculini, Lucas Torres, Fabián Sánchez, y César Monte son los referentes de cada una de las listas.

La matriz de todos los males del Justicialismo local parten en 1998, meses antes de las elecciones anticipadas a las que convocó el ex gobernador Ramón Mestre. Allí, el entonces intendente Lucas Torres se distanció del aspirante a la sucesión, Roberto Zaya, bendiciendo al mismo tiempo a Carlos Hugo Farías y provocando que Zaya se fuera del PJ como candidato de Acción por la República, el partido que presidía el inefable Domingo Felipe Cavallo.
El caudal de votos le sirvió a Zaya para ingresar como concejal, pero le significó al Justicialismo perder por 38 votos contra el radical Jorge Colombo.
En 2003, Zaya volvió al PJ y fue ungido como el candidato que, probablemente, tendría que haber sido en 1998. Pero como la devolución de gentilezas existe, Lucas Torres denunció un complot y armó una lista paralela con la Ucedé que también le alcanzó para acceder a la banca de concejal, pero dejó al PJ fuera de combate ante Marcelino Gatica que venía con la bendición de Colombo (quien dejaba la intendencia con una buena imagen).
Ese tandem Torres/Zaya - Zaya/Torres nunca pudo zanjar sus diferencias, ni siquiera en nuestros días. Y ese enfrentamiento terminó cansando a militantes históricos que han elegido retirarse del circuito o han decidido apoyar a candidatos “nuevos” sin importar su capacidad ni sus antecedentes políticos.
Cuando parecía que nadie quería hacerse cargo de la conducción del peronismo local, una histórica militante, Adriana Seculini, se arremangó y se puso al frente del armado de la estructura local. A poco de andar como la primera mujer conduciendo el partido, comenzaron los roces con otros referentes y otros militantes que derivaron en otra diáspora de voluntades. Seculini apoyó a Torres cuando éste fue candidato de la Ucedé y, de hecho, fue su reemplazante cuando, a poco de haber asumido, el ex intendente renunció.
En 2007, hubo un principio de acuerdo cuando Torres en una reunión anunció públicamente que se bajaba de la candidatura a intendente y proponía, al mismo tiempo, a Roberto Zaya como ungido del partido. Hubo foto con abrazo y lágrimas emocionadas de compañeros y compañeras. Zaya hizo, entonces, lo que había querido hacer desde un principio: armar una lista osada de candidatos, muy nuevos, muy independientes, muy... ¡no peronistas! y pagó cara su osadía porque la militancia le prometió que trabajaría y no trabajó para su candidatura. Se tradujo en una paliza frente a Marcelino Gatica, elegido por abrumadora diferencia para el período 2007-2011.
13 años han pasado del distanciamiento original y en la elección interna del domingo 27 de marzo se dirimirá quién tiene mayor tropa y quién será el encargado de armar la lista de los candidatos para enfrentar al oficialista Gabriel Frizza y a quien resulte ganador de la interna de la UCR, es decir, o Carlos Roldán o Daniel Gatica.
Roberto Zaya forma parte, hoy, de la lista de Adriana Seculini que aspira a presidir el partido pero que no quiere ser candidata a intendenta. En lo que de ella depende, trascendió que le gustaría ofrecer la candidatura al médico Ricardo Rojas.
A Lucas Torres, en tanto, lo fueron a buscar viejos referentes del partido para que lidere el espacio y ayude a armar una lista que tenga posibilidades de ganar las próximas elecciones. Torres le confió a este semanario, que no tiene intenciones de ser candidato a intendente, y que le preocupa el poco espacio que se le dio a la militancia más joven de cara al futuro del justicialismo en la ciudad.
Hay una tercera lista que está encabezada por Fabián Sánchez que impulsa la candidatura a intendente de Luis Centeno, un candidato que viene siendo ignorado por sus rivales partidarios.
Finalmente, algunos militantes desencantados ven en César Monte la posibilidad de un cambio en el partido más allá de que hasta 2011 nunca se le conoció militancia ni mucho menos pergaminos como para aspirar a conducir los destinos de Jesús María.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.