Último momento
recent

Desnutrición, romanticismo y política

Se empieza a salvar el mundo salvando a un hombre por vez; todo lo demás es romanticismo grandioso o política.
           Charles Bukowski
Por: Luis Pastawski (Vecino de Jesús María)

En 1994, el fotógrafo sudafricano Kevin Carter ganó el premio Pulitzer con una fotografía tomada en una aldea en Sudán, que recorrió el mundo entero. En la imagen puede verse la figura esquelética de una pequeña niña, totalmente desnutrida, recostándose sobre la tierra, agotada por el hambre, y a punto de morir, mientras que en un segundo plano, la figura negra, expectante, de un buitre, se encuentra acechando y esperando el momento preciso para atacar.
Al recibir el premio declaró que aborrecía esta fotografía;  previamente al ser consultado sobre qué había hecho luego de tomar la foto, contestó: “Espanté al buitre… Es la foto más importante de mi carrera pero no estoy orgulloso de ella, no quiero ni verla. La odio. Todavía estoy arrepentido de no haber ayudado a la niña”.
Un tiempo después, abrumado por la culpa,  Kevin Carter se quitó la vida.
Esta desgarradora fotografía cerró la excepcional disertación del Dr. Abel Albino en Jesús María sobre desnutrición infantil y su trabajo al frente de CONIN (Cooperadora  contra la Desnutrición Infantil). Comentó que su vocación comenzó luego de leer en un diario una entrevista a la Madre Teresa de Calcuta en la que le preguntaban qué era la paz: “El fruto del silencio es la oración, el fruto de la oración es la fe, el fruto de la fe es el amor, el fruto del amor es el servicio, y el fruto del servicio es la paz”, contestó la religiosa. “Ahí reparé -dijo Albino- en que yo también debía servir”.
Explicó en la charla que el cerebro es el órgano que más rápidamente crece. Es en los primeros meses de vida donde se sella la suerte del futuro de ese niño. El crecimiento gigantesco lo hace en esa etapa. ¿Y a qué se debe este crecimiento si nacemos con las mismas neuronas que con las que morimos?  Cada neurona, emite “cables”, que son como las hojitas de un árbol en primavera que se interconectan y se tocan. Y le dan a un individuo la rapidez mental, la capacidad de relación y asociación. Eso ya lo decía mi bisa-buela, explicó el Dr. Albino: “Este hombre es de pocas luces”… poco cableado, “Este hombre es brillante”... muy cableado. ¿Y de qué depende ese cableado? Depende de la alimentación el cincuenta por ciento y de la estimulación en ese primer año de vida el otro cincuenta. Clarito como el agua, clara.
Volviendo a la fotografía, no fue la única que presentó el pediatra; otras igualmente dramáticas eran de nuestro país; acá nomás, cerca…
Luis de Sebastián habla de muerte directa e indirecta: “Todos los días más de diez mil niños mueren en el mundo de causas relacionadas con la desnutrición. A esos niños los mata el hambre, dirán algunos. Pero ¿quién es el responsable de esas muertes? También deberíamos fijarnos en los millones de muertes que se producen anualmente por la mala organización de la economía, por la discriminación en el reparto de los bienes materiales y por falta de solidaridad”
“En los últimos años en nuestro país hubo un crecimiento acumulado durante los cuatro años del mandato de Néstor Kirchner, que llegó a 40,5 por ciento, y sentó las bases para que persista la continuidad de esa tendencia –que a fines de este año hará trepar el producto interno bruto para este período en un insólito 76,3 por ciento–  y, en buena medida, es adjudicable al ex presidente fallecido recientemente...
La gestión posterior de Cristina Fernández, lleva también su sello indeleble y por ello debe evaluarse en conjunto. Basta con referir que coincide con el período más exitoso de la evolución económica de la Argentina a lo largo de un siglo, sin que pueda compararse con otros. No puede alegarse que “todo estaba servido”, pues la oposición se mostró siempre inclemente y trató de capitalizar en su provecho algunos pasos en falso que nunca faltan, pero no aportó nunca vías alternativas que incluyeran soluciones reales.” (Salvador Treber)
 Parece ser que le viene bien al hombre un poco de oposición, los barriletes se levantan  contra el viento no a favor de él; pero cuidado con la oposición destructiva, que apunta, sin duda, a la restauración conservadora, y no está a favor de clarificar las deudas pendientes, sino a retrotraer la situación a antiguos y mayores niveles de privilegios. La recuperación institucional tras la crisis del año dos mil, la renovación de la Corte Suprema de Justicia, el juicio a los responsables del estado terrorista, la caída en los niveles de desocupación, la mayor y mejor cobertura previsional y social, la política exterior de integración con los gobiernos americanos, son ejemplos concretos de los comienzos de nuevos tiempos. Somos muchos los ciudadanos que creemos que el estado debe garantizar el acceso universal a estos derechos sociales, políticos y económicos profundizando y debatiendo un nuevo modelo productivo y distributivo; que al actual proceso reformista lo convierta en verdaderamente “transformador”.
Cómo se explica que exista hambre, desnutrición  y exclusión en uno de los países más importantes como productor de alimentos  y con los indicadores económicos mencionados antes;  ¿quizás porque existe una marcada concentración de la riqueza?  De la crisis social sólo se sale con más democracia y mejor distribución de recursos. Tomando nuevamente palabras de Albino: “Normalmente la gente se involucra pero no se compromete. Y hay un ejemplo concreto. Dicen que cuando uno come huevos con jamón, el jamón es del chancho: el chancho se comprometió. Está ahí de cuerpo presente. En cambio, la gallina se involucró,  puso su huevito y anda cacareando”. El ejemplo vale para gran parte de la sociedad. Quizás el elemento faltante sea el compromiso patriótico, impregnado de romanticismo grandioso.
Termino con otro ejemplo dado por este hombre que percibí  intelectual, física y espiritualmente comprometido con su proyecto:
"¿Qué está haciendo profesor? Estoy tratando de atrapar la luz para encerrarla en un frasquito". Y todos decían que era loco. Sin embargo todo el planeta se ilumina hoy con el sueño de Edison.  Atrapó la luz y la encerró en un frasquito”.
Ojala la luz de Abel Albino se expanda, en frasquitos y fuera de ellos, de noche y de día, por todo el país, en políticos, romanticismo y políticas de estado.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

4 comentarios:

  1. "Involucrarse ...y comprometerse" repitió el Principito para no olvidarse ,al tiempo que abria las tapas de frasquitos que guardaban cientos de luciérnagas ....convencido que "la luz del romanticismo grandioso" también sana.

    ResponderEliminar
  2. Buena. . .muy buena reflexión!

    ResponderEliminar
  3. Joder con el doctor, ya no puede disimular el peronismo que empieza a aflorarle, ¿candidato de cCristina? ¿Pastawski 2011?

    ResponderEliminar
  4. Muy buena refutación a la frase inicial; lo felicito.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.