Último momento
recent

El gobernador inauguró pavimento y prometió obras para Jesús María

Juan Schiaretti vino el pasado martes a dejar inaugurado el asfalto de las calles 132 y 172 y prometió ejecutar un puente para unir Jesús María con Sinsacate.

El marco: un modesto palco sobre la calle Marcos Perdía y un puñado de vecinos tan modesto como el palco. El motivo: dejar inaugurados 3400 metros de pavimento que la empresa constructora THEBA ejecutó en 90 días por un valor de 6 millones de pesos. El anfitrión: el municipio de Colonia Caroya con sus principales autoridades. El huesped especial: el gobernador de la provincia, Juan Schiaretti. El resultado: un enojo de la máxima autoridad provincial.
Pasados los días, no ha quedado debidamente aclarado cuál fue el verdadero motivo por el que el gobernador Schiaretti montó en cólera con Rodolfo Visintín y con el cura párroco Ernesto Carrazana.
Pero hay que remitirse a los hechos para buscar la respuesta. En su alocución, el jefe comunal comenzó enumerando los logros que la comunidad obtuvo como fruto de la buena relación institucional con la provincia: mejoras en los dispensarios e incorporación de nuevas especialidades, trabajo conjunto en Córdoba Norteña y los Caminos del Vino, la incorporación del idioma italiano en las escuelas públicas primarias, créditos para mallas antigranizo, capacitación sobre el uso racional de agroquímicos, y un aporte de 210 mil pesos para paliar las consecuencias de las pérdidas de cosechas del año anterior.
Hasta ahí, el municipio se comportaba como un aliado estratégico del gobierno provincial y se pasaba a la enumeración de las obras que el municipio encaraba con recursos propios, pese a que algunas de ellas no estaban presupuestadas aunque había que ejecutarlas sí o sí.
Caroya abrió el paraguas para señalar que algunas erogaciones no previstas, en concreto dos juicios, generarían alguna mella en las finanzas y que se estaban realizando todas las acciones financieras y económicas posibles para que las cuentas continúen en orden. Las palabras del jefe comunal habían llegado a despertar hasta algún tibio aplauso de la concurrencia y fue el momento en que le pidió al gobernador que diga la verdad sobre la autovía Córdoba-Jesús María a los vecinos.
Ya nadie sabe si fueron las palabras que eligió el intendente o el momento que eligió para decirlas, lo cierto es que la cara del gobernador se desencajó y empezó a balbucear en voz baja pero lo suficientemente alta como para que Visintín lo escuche y ello motivó que apareciera un orador inesperado.
Se le dio la palabra al ingeniero Guillermo Elorza, presidente de Vialidad Provincial, quien reiteró que el único compromiso existente es la ejecución de 5 sobrepasos sobre la ruta 9 norte y recordó que ésa fue la propuesta que les bajaron a los intendentes y las instituciones en el despacho del ministro de Obras Públicas Hugo Testa, hace poco tiempo. “A la mesa de diálogo la hemos intentado, hemos trabajado, y elevamos en septiembre a la RAC las obras que habíamos dicho, que habíamos consensuado en una reunión acá y en la reunión en el Ministerio”, aclaró Elorza.
Marcos Mc Hardy, presidente de la Sociedad Rural, agradeció después al gobierno la obra que conecta la ruta 9 norte con la ruta provincial E66 y que beneficia a industrias e instituciones de Malabrigo. Pero sus palabras no alcanzaron para calmar los ánimos que volvieron a exaltarse cuando el párroco de Caroya, Ernesto Carrazana, leyó un documento de los obispos argentinos que instaba al diálogo, proposición que repitió con sus propias palabras el sacerdote.

Aclaración oficial
En rueda de prensa, Schiaretti  respondió respecto de su enojo: “No me enojé. Simplemente tengo que poner las cosas en su lugar cuando veo que se le informa mal al párroco, que le informaron que no había diálogo. A mí, hay intendentes que me agravian, que me insultan permanentemente y a todos les respondo con la mano tendida para trabajar juntos”.
El gobernador descartó que pueda hacerse una autovía hacia Córdoba en razón de que Vialidad Nacional anunció que va a licitar antes de que termine el año una autopista desde Córdoba hasta Villa del Totoral -pasaría siete kilómetros al oeste de Jesús María- y que sería un “disparate” que haga una autovía al lado.
“No entiendo porque no le dicen a la gente la verdad de lo que hablan con el gobierno provincial. Todo el mundo sabe aquí, entre las fuerzas vivas, que  nosotros no íbamos a hacer una autovía al lado de la autopista y lo que vamos a hacer son sobrepasos en la 9 norte en cinco o seis kilómetros para mejorar la seguridad y agilizar el tránsito”, reiteró el gobernador.
Finalmente, Schiaretti confirmó que construirá un puente en Jesús María paralelo al puente Centenario, aguas abajo, como había prometido en la última reunión del gabinete provincial en La Pampa.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.