Último momento
recent

“Michael Jackson marcó mi adolescencia”


Por: Álvaro Monge (Periodista, docente)

Es imposible abstraerse de la noticia que está en los medios sin cesar desde hace 10 días: la partida del Rey del Pop “Michael Jackson”. Desde la muerte de Elvis en 1977 y la de Lennon en 1980, no se veía semejante impacto por la desaparición física de un artista. En estos días no he podido dejar de pensar en aquellos días de Octubre de 1993 cuando viajé a Buenos Aires a realizar la cobertura periodística de los recitales del “Dangeours Tour” (la gira de Jackson) que pasaba por Sudamérica. Más allá de que después realicé otras coberturas periodísticas de recitales (Los Rolling Stones y Madonna), ésta era especial…iba a ver en vivo al artista que había marcado mi adolescencia…y seguramente la de muchos más.
Cuando mi hermana Viviana me regaló el vinilo de Thriller (sí, uno de los cincuenta millones que vendió y que aún conservo), estaba en séptimo grado. Un disco increíble que de once temas nueve llegaron a ser número uno (lo recomiendo desempolvar y escuchar). No me voy a poner a
describir en esta nota quién fue Michael Jackson porque sería redundante con las toneladas de información que hay en todos los medios. Es muy probable que quien no lo sepa haya vivido en un Tuperware todos estos años. Sí, quería contar lo que viví en aquellos días donde en la Argentina del uno a uno se tiraba manteca al techo, ya que en ese inolvidable mes de Octubre estuvieron no sólo Jackson, sino Madonna y Paul McCartney dando conciertos en Argentina. Como periodista, fue una experiencia alucinante y reconozco que mi objetividad periodística se fue por un caño. Estaba emocionadísimo de ver con mis propios ojos al hijo prodigo de Gary, Indiana. Llegué dos días antes de que comenzaran los recitales y me junté con todos los fans en el frente del Hotel Hyatt. Desde allí salía dos veces por día por teléfono para dos radios: una de Jesús María (la FM Alternativa), otra de San Francisco y tomaba fotos para mi revista “Hechos & Opiniones”. Hace 16 años atrás no había celulares ni internet. Era grabador, teléfono (la mayoría las veces de locutorio) y que se arregle el operador en la radio. Al ser parte de la comitiva del fan club oficial pude recoger algunas anécdotas imperdibles, por ejemplo, cuando seguimos a MJ al Patio Bulrich donde se metió a hacer compras en un local de Kenzo y todo fue un descontrol con la gente en el Shopping que rompió canteros de flores y hasta vidrieras (nadie se quería perder de verlo gratis) pero no era fácil llegar hasta él. Tenía un entorno asfixiante de guardaespaldas que pegaban y después preguntaban, según sus propias palabras en Spanglish. Otra anécdota buenísima fue cuando el cantante norteamericano quiso conocer al riojano más famoso, y allí estuve en la Casa Rosada junto a otros periodistas que nos tuvimos que conformar con ver a Michael Jackson muy cerca desde el patio de las palmeras cuando iba al despacho del primer mandatario. El encuentro con el Presidente fue muy Bizarro (Menem le dijo que se hiciera hincha de River y Jackson le acomodó el nudo de la Corbata), del mismo participaron varios funcionarios de Menem “famosos” no precisamente por cantar, y Carlitos Jr. y Zulemita. Allí entreviste al Manager del Tour Sudamericano de Jackson, Héctor Cavallero, por esos días marido de la cantante Valeria Lynch, quien fue muy cordial cuando lo encaré con el grabador. La anécdota más linda la viví antes del tercer concierto, estábamos frente al hotel y Michael Jackson salió al balcón por más de una hora. Allí había una enorme pancarta que decía en inglés “Tu corazón es tan grande como tu talento”. Fue espectacular. Realmente se brindó y saqué muchísimas fotos que aún conservo y atesoro. En el recital de despedida, pasó lo mejor: no utilicé mi credencial de prensa y entré al estadio por una entrada auxiliar con los fans, para mi sorpresa entramos primeros que nadie. Fue raro ver el estadio de día y desierto. Vimos a los músicos de la banda de Michael disfrutando del catering muy tranquilos. Me acompañaba mi amigo Daniel Maquez (fotógrafo profesional) que entró con su cámara desarmada en dos partes para no ser detectadas por la seguridad del espectáculo. La pasamos muy lindo y las fotos son algunas que comparto con Uds. en esta nota.
La muerte de Michael Jackson me conmovió mucho, pero creo en lo profundo de mi corazón que se debe a aquellos años que recuerdo con tanto cariño, que fueron los ochenta, el de mi secundario en el Sarmiento, mis primeras salidas en barra y esos amigos del alma que todavía conservo, entre tantas cosas.
Por último, más allá de sus escándalos es imposible obviar al músico genial que fue y que inspiró a tantos. Para muestra sólo basta un botón. El homenaje que le hizo la banda Irlandesa U2 en Barcelona en la apertura del 360 Tour mechando su clásico “Ángel de Harlem”, con dos pasajes de dos canciones del estadounidense, “Man in the mirror” y “Don’t stop ’til you get enough”. Es imposible escucharlo sin emocionarse.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

1 comentario:

  1. Me encantaría que si pudieras me enviaras algunas de aquellas fotos... por razones obvias nosotros casi no teníamos la cámara encima y tenemos pocas imágenes propias de aquella época. Un orgullo y un honor haber compartido esa experiencia con los fans que a pulmón hicieron posible que la estadía de Michael en nuestro país fuese inolvidable para el y para todos

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.